Saltear al contenido principal
Tel: 976 474 205 Fax:976 474 226 agro-alimentarias@aragon.coop Twitter

La Red de avisos Fitosanitarios de Aragón (RedFAra) se ha constituido como una herramienta para la protección del territorio autonómico, de tal forma que posibilite la detección temprana y la evaluación de los riesgos de aquellas plagas o enfermedades y de otros agentes nocivos no parasitarios que puedan afectar a los vegetales en el territorio autonómico, de modo que permita una rápida interacción con los agentes que intervienen en la producción adoptando medidas tendentes a la prevención, control o erradicación de las plagas y enfermedades, promoviendo para ello siempre que sea posible la utilización de métodos alternativos a los fitosanitarios y la Gestión Integrada de Plagas.

La Red está formada por cinco redes de vigilancia: Vigilancia de frutales, Vigilancia de cultivos herbáceos, Vigilancia de viña, Vigilancia de olivo, Vigilancia de hortícolas.

La Red en números:

  • 134 técnicos realizando el seguimiento
  • 71 ATRIAs
  • +350 puntos de control cada campaña
  • seguimiento a +200 plagas y enfermedades en 47 especies cultivadas
  • +50.000 controles de plagas por campaña

Los objetivos de las redes de vigilancia fitosanitaria son los siguientes:

a) Constituir un sistema en el que se integran un conjunto de agentes, y medios que permitan realizar actuaciones coordinadas relacionadas con la sanidad vegetal.

b) Bajo las directrices de los programas fitosanitarios elaborados por las autoridades competentes, deben sustentar un sistema de vigilancia para la prevención y lucha contra las plagas vegetales, de tal forma que se garantice el control integrado de organismos.

c) Constituir una herramienta básica para la protección del territorio autonómico de las plagas y otros agentes nocivos que puedan afectar a los vegetales y sus productos, preservando así la biodiversidad, la seguridad alimentaria y la calidad de los productos.

Se establecen redes de vigilancia para atender a las siguientes orientaciones productivas:

  • FRUTALES.
  • CULTIVOS HERBÁCEOS.
  • VIÑA.
  • OLIVO.
  • HORTÍCOLAS.

Para contribuir a los gastos derivados de la implantación de estas redes se establecen ayudas en el marco del Programa de Desarrollo Rural para Aragón 2014-2020.

Las ATRIAs son entidades constituidas por agricultores con la finalidad de aumentar la seguridad del consumidor y el respeto del medio ambiente, mediante el fomento de la lucha integrada contra las plagas de los diferentes cultivos.

Estas agrupaciones de agricultores permiten, por un lado, racionalizar el empleo de los productos fitosanitarios, evitando aplicaciones innecesarias y, por otro, incorporar a la lucha contra las plagas, métodos no contaminantes de lucha biológica y técnicas culturales, mejorando así la calidad de los alimentos y reduciendo riesgos para la salud humana y el medio ambiente.

El listado completo de ATRIAs puede encontrarlo en este enlace.

La producción integrada, inspirada en las normas de la Organización Internacional de la Lucha Biológica (OILB), persigue la obtención de productos agrícolas de alta calidad mediante el uso de métodos y prácticas de cultivo que respeten el medio ambiente y que garanticen la seguridad alimentaria y la rentabilidad de las explotaciones.

Según el art. 49 de la Ley 9/2006 de 30 de noviembre, de Calidad Alimentaria en Aragón «Se entiende por producción integrada el sistema de producción agraria medioambientalmente sostenible y de comercialización de alimentos, materias o elementos alimentarios, constituido por un conjunto de técnicas que aseguran la conservación y mejora de la fertilidad del suelo y de la biodiversidad mediante métodos biológicos, químicos y técnicos que compatibilicen la protección del medio ambiente con la rentabilidad agraria y con las demandas sociales

La Producción integrada da respuesta a estas exigencias utilizando sistemas agrícolas que aprovechan al máximo los recursos y mecanismos de producción naturales y aseguran a largo plazo una agricultura sostenible, utilizando métodos biológicos y químicos de control, y otras técnicas que hagan compatibles las exigencias de la sociedad, la protección medio ambiental y la productividad de las explotaciones agrícolas.

Los requisitos fitosanitarios para la exportación de productos vegetales a países no pertenecientes a la Unión Europea, los establece el país importador. Estas exigencias son particulares de cada destino y frecuentemente cambian a lo largo del tiempo, en general suelen estar recogidas en los permisos o licencias de importación.

Cada vez con más frecuencia, algunos países que importan productos vegetales exigen el cumplimento de un manual o protocolo que establece normas de producción, de almacenamiento y de inspección fitosanitaria, todo ello con el fin de minimizar los riesgos de introducir determinadas plagas o enfermedades en su territorio. Actualmente existen seis campañas de exportación bajo protocolo, que afectan productos relevantes en Aragón:

  • Exportaciones de fruta de hueso con destino a Canadá.
  • Exportaciones de fruta de pepita con destino a Israel.
  • Exportaciones de fruta de hueso con destino a Sudáfrica.
  • Exportaciones de albaricoques con destino a Estados Unidos.
  • Exportaciones de ciruela y melocotón con destino a China.
  • Exportaciones de uva de mesa con destino a Canadá.

Todas estas campañas se gestionan a través de una aplicación informática denominada Cexveg que gestiona el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en ella deben registrarse todos los operadores que pretendan llevar a cabo este tipo de exportaciones.

En cuanto a la exportación de productos a países sin protocolos es fundamental y responsabilidad del exportador conocer los requisitos fitosanitarios exigidos por el país de destino.

UNIÓN EUROPEA Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural
Volver arriba